No lo hagas. No lo intentes. No te metas. No te arriesgues. No creas. No sueñes. No lo pruebes. No te subas. No te bajes. No lo toques. No lo cojas No lo tires. No respires. No pienses. No vivas.

Nos hemos acostumbrado a eso. A seguir patrones preestablecidos que se hacen llamar normas. Y es así. Si no te ajustas a ellas, eres diferente. Y con ese miedo a ser diferente, nos dejamos arrastrar por la corriente y dejamos de arriesgar. Que parece más cómodo conformarse. Preferimos la indiferencia antes que la diferencia.

Lo diferente parece que no encaja.


1 comentario

A WordPress Commenter · marzo 4, 2018 a las 5:19 pm

Hi, this is a comment.
To get started with moderating, editing, and deleting comments, please visit the Comments screen in the dashboard.
Commenter avatars come from Gravatar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *