Oye, dime que te vas. Dime que te vas a luchar por todo lo que te mereces. Haz lo que quieras. Hazlo como quieras y al resto que le den.

Deja sudor y lágrimas y si puedes alguna que otra sonrisa.

Prométeme que vas a darlo todo de ti. Que no lo vas a intentar. Que lo vas a hacer. Que vas a ir a dejar huellas. Que vas a dejarte sorprender.

Nunca es el momento perfecto para la tormenta perfecta, así que hazlo ahora. No sabes cuál va a ser el mejor momento.

La valentía está en irse sin saber si vas a volver, aunque al final acabes regresando.

Las mejores historias no compran billete de ida y vuelta.

¡Hazlo!

¡Venga!

¡Vete!

Y que dure lo que tenga que durar. Pero disfrútalo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *